Callejón del Muerto Cuentos y Leyendas de Oaxaca

Imprimir

De la primera calle de Morelos arranca en sentido diagonal y en dirección a la ultima de Matamoros,

un tortuoso y angosto callejón, solitario y tétrico, que hace tiempo fue teatro de un misterioso asesinato y a la vez de un espeluznante sucedido registrado momentos después de cometido aquel, lo que motivo que se le hubiese conocido, desde entonces, con el nombre de "El Callejón del Muerto".

Fue aquel tiempo en que la ciudad se alumbraba con faroles de aceite, los cuales se encargaban de encender los llamados "Sereno". Y uno de estos personajes fue quien precisamente resultara victima de aquel crimen.

Una noche profundamente obscura el "Sereno" estaba haciendo su ronda; de repente, rasgado el silencio partió un "¡ay!" prolongando y un penetrante grito de agonía; después volvió a reinar el silencio.

Por la calle, un hombre con farol de mano caminaba velozmente hacia el templo del Marquesado; llegó hasta ahí y le dijo al párroco que había un apuñalado que necesitaba confesión. Aquel se aprestó y sin más llego hacia el agonizante sereno.

A la mitad del callejón aquel, yacía el herido, por lo que el cura procedió a confesarlo. Fue una confesión larga y penosa. Después de absolverlo el sacerdote se dirigió al sitio donde estaba su acompañante y no encontró de éste más que su linterna. Intrigado la tomó para ver a quien había confesado, y al acercarle la luz al rostro, vio que era el mismo quien le había ido a llamar.

Sobrecogido de terror regresó al curato y se dice que muchos días después, el párroco quedó completamente sordo del oído con que escuchó la confesión del muerto.

 

 

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com
Caja de comentarios de Facebook para Joomla
Actualizado ( Jueves, 24 de Enero de 2013 19:14 )